jueves, 26 de diciembre de 2019

Conserving one of the oldest photographs in MoMA's collection | CONSERVATION STORIES




Tarnish is slowly engulfing one of the oldest objects in MoMA's collection, a daguerreotype from 1842 capturing two separate images—the Arch of Septimius Severus and Capitoline Lion in the Roman Forum. Within two years of the invention of photography, Joseph-Philibert Girault de Prangey, a French aristocrat, assembled a team to travel the Mediterranean and make over a thousand images of the region’s cities, people, and ruins. These early daguerreotypes projected images directly onto silver plates, like a mirror imprinting a reflection onto its polished surface. Akin to Polaroids, they were unique photographic objects that offered no convenient method of replication.  

Es ( google translate)

Tarnish está envolviendo lentamente uno de los objetos más antiguos de la colección del MoMA, un daguerrotipo de 1842 que captura dos imágenes separadas: el Arco de Septimio Severo y el León Capitolino en el Foro Romano. Dos años después de la invención de la fotografía, Joseph-Philibert Girault de Prangey, un aristócrata francés, reunió a un equipo para viajar por el Mediterráneo y crear más de mil imágenes de las ciudades, las personas y las ruinas de la región. Estos primeros daguerrotipos proyectaban imágenes directamente sobre planchas de plata, como un espejo que imprime un reflejo en su superficie pulida. Al igual que las Polaroides, eran objetos fotográficos únicos que no ofrecían ningún método conveniente de replicación.

No hay comentarios: