viernes, 11 de julio de 2008

Fotógrafo anónimo. Via Appia Roma. 1890

A finales del siglo XIX la fotografía empieza a formar parte de los recuerdos de los primeros viajes turisticos. Los fotógrafos más afamados empiezan a seleccionar los monumento y los sitios que deben ser fotografiados e, incluso, muchas veces el ángulo desde el cual debe hacerse la foto.

Empiezan así a aparecer en Roma verdaderas tiendas de fotografía tanto de afamados estudios -Rive, Anderso, Altobelli y los denominados fotografos del Caffé Grecco -como otras más comerciales pero con fotos de gran calidad técnica.

Este álbum fue comprado en un desembalaje en Madrid. Como pasa frecuentemente en fotografía la vendedora quedó encantada con su venta pues, segun ella misma dijo, en España solo se vende fotografía de España. En fin que salió mas barato este álbum con 30 fotos que una sola foto semejante de calidad y época de un pueblo español.

No hay comentarios: