jueves, 15 de diciembre de 2016

Fotografía antigua Documental Claustro de Sigena Marqués de Santa María del Villar.

Fotografía del Monasterio de Sigena realizada antes de su destrucción en la Guerra Civil.

Monasterio de Santa María de Sigena.Wikipedia


El Real Monasterio de Santa María de Sigena es un cenobio español de estilo cisterciense del siglo XII situado en el término municipal de Villanueva de Sigena (Monegros, Huesca) hecho construir por Sancha de Castilla y de Polonia, reina consorte de Alfonso II de Aragón, como monasterio destinado a religiosas hospitalarias procedentes en gran medida de los linajes de ricoshombres aragoneses.
En agosto de 1936, en el ambiente anticlericista de la Guerra Civil Española, el monasterio fue incendiado y arrasado por una columna de milicianos anarquistas que se dirigían al frente de Huesca., salvándose solamente la iglesia románica y el Panteón Real. Muchas obras de arte fueron destruidas o saqueadas y las tumbas de los Reyes de Aragón fueron salvajemente profanadas.


Esta fotografía es , pues, el recuerdo gráfico, como tantas veces sucedió y sucede, de la capacidad de destrucción del hombre. Nos muestra las arcadas arquitectónicas sin rastro alguno de la presencia del hombre y donde la luz y la sombra son las que dan profundidad a la foto. 
Lleva al dorso la identificación del lugar y el nombre del Marqués como es habitual en sus fotos

  • En la 

haciendo búsqueda del Monasterio de Sigena encontramos, entre otros datos. 64 fotos de Juan Mora Insa sobre diferentes partes del mismo
  • Sobre el Marqués  se puede ver la documentación siguiente

Su actividad se extendió desde 1928 hasta bien entrado el siglo XX.

  • Fotografías del Marqués: Lugares
  • Marqués de Santa María del Villar: Exposición.
  • Universidad de Navarra: Marqués de Santa María
  •  
  • Sobre su actividad documental véase el documento sobre las fotografías realizadas-pertenecientes a los fondos del CDIS centro de documentacion  de la imagen del Ayuntamiento de Santander durante la reconstrucción de la Catedral de Santander: .............. 
  • El Fondo Regiones Devastadas del CDIS está datado entre 1944 y 19463 y consta de 279 fotografías, positivos originales en blanco y negro y soporte papel de gelatina de revelado químico, cuyas dimensiones oscilan entre 12x16 y 18x18 cm., aunque hay 4 unidades de mayores dimensiones (22x29 cm.).
Estas fotografías recogen parte de los trabajos de Reconstrucción
llevados a cabo en la Catedral de Santander tras el Incendio
que asoló la ciudad, y destruyó prácticamente el templo, en 1941. ..............Este fondo fotográfico fue producido por dos fotógrafos relevantes aunque de características distintas: Joaquín Araúna Ajenjo y Diego Quiroga y Losada, Marqués de Santa María del Villar

  • Sobre su cualidad humana vease el documento que narra los fondos de fotografia antigua de Avila incluidos en el archivo Anta. Es de destacar su generosidad y conocimiento profundo de España y de sus propias fotos, de la historia de cuando las hizo, de como las hizo, muchos años antes de narrarlo a D. Pedro Anta
Su vasto conocimiento de la riqueza naturalística y monumental de España llevó a que fuera propuesto en 1927 para ocupar la presidencia del recién creado Patronato Nacional de Turismo, cargo que no aceptó por desinterés hacia los aspectos administrativos, aunque, personalmente, permaneció fiel a la encomienda real de ocuparse del entonces incipiente turismo; a su consejo se debe la construcción del primer parador nacional en Gredos.
    En 1936, su laboratorio fotográfico de la calle Segovia 3 de Madrid fue destruido, junto con una parte de sus archivos, estimados en unas 75.000 fotografías. Después de la guerra se trasladó a San Sebastián y, como fotógrafo, trabajó durante veinte años como jefe del Departamento Fotográfico de Regiones Devastadas, lo que dio ocasión a que hiciera de nuevo una interesante colección de gran valor documental y artístico.
    La formación inicial de Diego de Quiroga como fotógrafo fue en la corriente pictorialista, en boga a principios del siglo XX y cuyo representante más conspicuo es Ortiz-Echagüe, del que la Universidad de Navarra guarda una importante colección.



No hay comentarios: