Ir al contenido principal

Destacados

Comentario sobre arte y su historia vista desde hoy. Museo Reina Sofía episodio 6.

Este post es una reflexión personal, subjetiva por tanto, sobre la presentación de las obras de arte-su selección- en la remodelación de la colección permanente del Museo Reina Sofía. En primer lugar señalar que el comentario se refiere únicamente al vídeo presentación de la colección, exactamente el episodio 6, a su contenido que explica las razones de las obras expuestas que permiten ver, conocer, entender el momento artístico de la España de los 80 del siglo pasado.   Uno tiene una edad en la cual los 80 fueron parte esencial de su formación artística y coleccionista. El momento en el que se busca, se bucea, como nunca para aprender, ver , seleccionar y, en su caso, comprar obras de arte. Ese momento en el cual los coleccionistas estamos empeñados en ser los descubridores del próximo Picasso. En mi caso eso sucedió en el Madrid de los 80.  Pues bien, visto el vídeo, acabo de averiguar que yo no estuve allí.  Muchos de los hechos que comenta este vídeo episodio 6 fueron marginales

Fotógrafo desconocido. Fotografía antigua Monasterio de Celanova. Orense

Esta albúmina recoge el patio del Palacio del Monasterio de Celanova.
Este monumento dedicado en su origen a San Salvador es hoy sede del Ayuntamiento de Celanova.

Esta fotografía lleva su titulo al dorso lo que me ha permitido la identificación del lugar.
Esta foto pertenece a un conjunto encontrado en el comercio en Madrid que recoge diferentes monumentos románicos de Orense, sobre todo de la Ribeira Sacra.

Links:

El Claustro del Poleiro: El segundo claustro, conocido popularmente como Claustro del Poleiro, fue finalizado en el año 1722. Es de traza más sencilla que el anterior, pero de muy semejantes dimensiones. De confección neoclásica, se significa por una curiosa balconada que posibilita el acceso a las celdas situadas en el entresuelo, entre la planta baja y la primera planta del edificio, y que está sostenida por grandes ménsulas muy características de la arquitectura popular gallega, que son las que le dan el nombre popular de “poleiro”.