domingo, 20 de diciembre de 2009

Fotógrafo Pedro Ignacio Manrique. Fotografía antigua Casa de Caracas. Vintage photography . House in Caracas. 1921 Photographer Pedro Ignacio Manrique

Esta foto pertenece a un álbum que recoge imágenes de la visita del Infante Fernando de Baviera a Caracas donde fue recibido por D. J. Vicente Gomez en 1921.

Las fotos recogen tanto retratos de las autoridades como vistas de Caracas y actos publicos a los cuales fue invitado, como es el caso de una corrida de toros.
En el caso presente la foto retrata de la vivienda que ocupó el Infante durante su visita.

Pedro Ignacio Manrique fue un importante fotógrafo venezolano.
Las fotos del álbum son gelatino bromuros de gran calidad artística y con una conservación excepcional.

PEDRO IGNACIO MANRIQUE Y ARVELO, Caracas (1863-1926)

Fotógrafo y escritor. Hijo de Bartolomé Manrique de Lara y Arvelo y de Manuela de Arvelo y Echeandía. Alternó sus estudios de bachillerato con cursos de fotografía que le imparte un fotógrafo de origen inglés establecido en Caracas, T.A. Gray y con cursos de dibujo bajo la dirección de José Manuel Maucó en la Universidad Central de Venezuela. En 1880, a la muerte de Gray, Manrique, en sociedad con el italiano Juan Bautista Pinottini, había establecido un estudio fotográfico en La Victoria. En 1883 se asocia con el general Pedro Arismendi Brito y abre un primer estudio fotográfico en Caracas. Viaja luego hacia el oriente del país: Barcelona, Cumaná y Carúpano, acompañado por el pintor Guillermo S. Gil quien aparece firmando, conjuntamente con él, las fotos tomadas. En 1893, viajó a Europa de donde trajo el material que le sirvió para abrir en Caracas su propio estudio fotográfico, bajo la denominación comercial de Manrique y Cía. En este estudio se ofrecían sofisticados métodos como la fotografía al platino brillante o mate, retratos ilustrados, la multifotografía y el fotograbado en seda. Manrique fue también el introductor en Venezuela de la fotografía a color. Verdadera «academia de la fotografía», el estudio de Manrique y Cía. ayudó a la formación de numerosos profesionales venezolanos del ramo. Las imágenes fotográficas de Manrique ilustraron las páginas de El Cojo Ilustrado, El Nuevo Diario, El Universal, Billiken, Élite y Actualidades y fueron galardonadas con numerosos premios, tanto en Venezuela como en el exterior. Además de su trabajo en el campo fotográfico, Manrique publicó también un poemario, Muerto en Vida (1922), así como numerosos textos en las revistas de la época. Su hijo y discípulo, Pedro Antonio Manrique Arvelo, mantuvo el establecimiento fundado por su padre hasta 1937, cuando pasó a ocupar el cargo de fotógrafo oficial del palacio de Miraflores; fue él quien realizó la serie de fotografías de la cárcel de La Rotunda de Caracas antes de su demolición, en 1936. J.D.

No hay comentarios: