viernes, 28 de diciembre de 2012

Fotografía Subasta de Pescado en la playa. Fotógrafo Francesc de Paula Spà i Salarich Mataró


La fotografía, de gran calidad, nos muestra la subasta de unas cestas de pescado en la playa.
La foto se puede fechar hacia 1910-1920.
En primer término vemos las boinas o gorros de los marineros mientras que, al otro lado del círculo se encuentran las mujeres. Al fondo a la izquierda se ve el perfil de casas del pueblo mientras que, a la derecha, los mástiles de los barcos nos recuerdan el medio del trabajo de los pescadores para conseguir su fruto, el dinero para vivir.
 Esta fotografia, gelatino bromuro  lleva, abajo a la derecha un sello seco impreso que supongo sea la  firma del autor.
Es una foto de perfecta composición, bonita en conjunto y que contiene todos los elementos documentales para interpretarla. 
El autor era un farmacéutico  aficionado a la fotografía.  


En el Museu Arxiu de Santa María de Mataró se guarda según indica  publicación Fulls de dicho museo en su número 44 el fondo fotográfico del autor
L'any 1978 la gestíó del Sr. Joan Esquerra incorpora la magnífica col·lecció Spà Salarich
En otro número de dicha revista leo lo siguiente
Francesc de Paula Spà i Salarich, farmacèutic, era una persona d'una gran sensibilitat per la música i fou un excel·lent fotògraf

  • Puesto en contacto con el Museu Arxiu de Santa María me facilitan, amable y rápidamente, los siguientes apuntes biográficos sobre este farmacéutico y fotógrafo:

Francesc de Paula Spà i Salarich nació en Caldes d'Estrac en 1874. Hijo de Ramon Spà y de Joaquima Salarich. Se licenció en farmacia en 1895 y dos años más tarde se doctoró. Casó con Maria Mercè Tuñí Torner en 1900, y tuvieron 9 hijos. Trabajó con su padre que regentaba una farmacia en la calle La Riera de Mataró. Cuando murió su padre, tuvo ya su propia farmacia en la actual plaza de Santa Maria, en Mataró también, farmacia que todavía existe.
 
En 1911 decidió probar fortuna emigrando a América con la idea de comercializar una máquina de producir pastillas. Pero el negocio no funcionó y tuvo que volver para reunirse de nuevo con su familia.
 
Fue farmacéutico, aficionado a la fotografía y gran melómano.
Fue regidor en el Ayuntamiento de Mataró entre 1928 y 1930, impulsando la renovación de la banda municipal de música.