jueves, 15 de agosto de 2013

Fotografia antigua vista de Covadonga. Fotógrafo Arman

Vista lejana de la Basílica de Covadonga con la cueva de la Santina al fondo. Detalle de la foto
Fotografía antigua Vista de Covadonga . Foto Arman

Las fotos de Arman se encuentran con relativa facilidad en Asturias pues retrato bastante a la región especialmente a Oviedo. Es un fotógrafo tecnicamente correcto pero bastante falto de inspiracion. Los temas de su época ( por ejemplo Revolucion de 1934) estan recogidos en sus fotos sin detalle, son fotos de cualquier sitio y tiempo no transmiten emoción.


.......Para emplazar el templo monumental que se proyectaba, se eligió el cerro situado entre el Monte Auseva y el Monte Ginés. El primer proyecto se debe a Roberto Frasinelli, también llamado el “Alemán de Corao”. Comenzaron las obras el 30 de julio de 1.877, poniendo el primer barreno el rey Alfonso XII, iniciando el desmonte de veintisiete mil metros cúbicos de piedra que fue necesario extraer para llegar el nivel conveniente.......
.......... Éste continuaría con las obras de construcción de la Basílica encargándole para ello los planos al Arquitecto Federico Aparici, a quien la Junta de Oviedo había encargado últimamente la dirección de las obras del templo de Covadonga. La empresa no era fácil ya que el nuevo arquitecto se encontraba sin plano alguno y sólo existía un dibujo ideado por Frasinelli.
.........E1 28 de abril de 1.886, se procedió a construir el templo sobre la cripta y, desde esta fecha, se continuaron las obras sin interrupción. El presupuesto del templo ascendía a la cantidad de 1.226.120 Ptas. Por fin, después de veinticuatro años, el 7 de septiembre de 1.901, el Obispo Martínez Vigil lo vio terminado y elevado a la categoría de Basílica por el Papa León XIII......

 La biografia de Adolfo López Arman se puede ver en la web Vivirasturias

........La Colección Armán está constituida por más de diez mil instantáneas, entre negativos, placas de cristal y positivos que dan fe de la transformación de la capital asturiana desde finales del siglo XIX hasta los años setenta del siglo pasado. Adolfo López Armán, fallecido en 1980 en Madrid, residió durante la mayor parte de su vida en Oviedo y fue testigo del cambio de la ciudad, de acontecimientos trascendentales como la Revolución de 1934 y la Guerra Civil y de hitos sociales e imágenes costumbristas hasta bien avanzado el siglo XX.

De la colección Armán forma parte la placa de la fotografía original del Carbayón, el roble centenario que estaba situado en la calle Uría, o la instantánea de las vendedoras de calderos que inspiró a Favila para la escultura de la plaza Daoíz y Velarde.....