sábado, 17 de mayo de 2014

Pedro Martinez de Hebert. Retrato iluminado: Museo Cerralbo.


Fotografia de Hebert-c.1870- cuando tenía su estudio en la calle del Prado nº 10 de Madrid.

Pedro Martínez de Hebert tuvo su primer estudio en la calle de Caballero de Gracia nº 30 y 32 en 1860,si bien su actividad pudo empezar años antes,1850-1855 con trabajos de pintor miniaturista, actividad que, posiblemente, empezó a compaginar con la fotografia, decantándose finalmente por esta última rama artistica. En 1871 aparece ya con el titulo Fotógrafo de Cámara.


Pertenece pues a la primera generación de fotógrafos madrileños, como Gonzalo Langa o Juliá.
Realizó fotografias del terremoto de Manila ( Filipinas) , de la Estación de Delicias de Madrid y, sobre todo, hizo una serie sobre monumentos de Salamanca.


Destaca, pues, tambien como fotógrafo de paisajes además de como retratista, labor por la cual es, sin embargo, más conocido, pues sus cartas de visita y de gabinete se encuentran con facilidad en el mercado.
Colaboró con la revista La Ilustracion Española y Americana.


Dorso de carte de visita donde se hace mención  a los premios en París en 1867 y en Zaragoza en 1868.
Destacar, además de los retratos de Isabel II su  retrato de Bécquer. 
Sus fotos, al igual que las de otros fotógrafos de su epoca, fueron utilizadas por pintores para "ahorrarse" el coste de los modelos.

Posteriormente abrió otro estudio en la calle del Prado nº10 3º. Fue el retratista favorito de Isabel II.

Foto, retrato femenino, realizada en el estudio de la calle Baños, que posteriormente cambió de nombre a calle Ventura de la Vega.

  • Bibliografia
Del Daguerrotipo a la Instamatic. Juan Miguel Sanchez Vigil.

  • Exposicion virtual. Atrapados en blanco y negro.
  • Fotografía antigua. Cartas de gabinete 
  •  
  •  
    En la misma línea, pero centrado únicamente en la capital charra, sale a la luz en 1867 Salamanca Artística y Monumental , una de las obras claves de la iconografía de la capital salmantina del XIX , junto con los repertorios ya mencionados de Clifford, por la calidad y detalle de las imágenes recopiladas, de mano del con- sagrado fotógrafo Pedro Martínez de Hebert, encargado de documentar gráfica- mente la mayor parte de los edificios más representativos de esta capital. Pese a ser una de las más importantes de España por su monumentalidad, la ubicación de esta ciudad, fuera de las rutas habituales, redujo notablemente su difusión en imágenes
    . Dicha obra se publica en Salamanca junto a otro volumen con textos del académico Modesto Falcón