domingo, 15 de junio de 2014

Exposiciones para ver. PhotoEspaña 2014 Loewe Lillian Bassman. Pinceladas Lillian Bassman

Esta exposición de fotos la ví por pura casualidad-cartel de PH- al pasar camino de la Exposición de la BNE.
Además, curiosamente es difícil de fijarse en ella pues, casi delante, de la tienda hay una exposición en paneles de fotos de deporte sobre paneles que distraen nuestra mirada

Lillian Bassman. Pinceladas

La exposición Pinceladas muestra una selección de imágenes que sirven de introducción al extenso y singular trabajo de una mujer que, haciendo poco caso de las reglas de la fotografía, utilizó el medio para dar rienda suelta a su creatividad. En una época en la que las prendas se mostraban rígidas sobre los cuerpos de las modelos, Bassman las retrató interactuando con la ropa de forma natural.

Uno entra en la tienda Loewe y, amablemente, vienen inmediatamente a atendernos una persona de la tienda.
Rápidamente decimos que vamos a la exposición de fotos y nos indica que se encuentra en la parte inferior.
En la sala, por lo menos cuando yo estuve, no había nadie más viendo la exposición.
Pues señalar que son fotos que merecen la pena una vista, visión tranquila, fijándonos en los detalles.
Son fotos de moda, de modelos, donde la persona esta a disposición del objeto y pertenecen a un estilo definido dentro de la fotografía: De moda.
Destacar como excepción a esto el gran retrato, según bajamos a  la sala, a mano izquierda, formado por una gran cara femenina cuyos ojos nos miran directamente a nosotros. 
Ahora bien dicho esto lo que vemos son fotos manipuladas, casi se puede emplear las palabras de "fotos pintadas". 
Los efectos que consiguen dotan a sus fotos de tal personalidad que consigue verdaderos cuadros donde  se produce el efecto de que olvidamos la moda, el modelo pero "vemos" el ambiente, el aire que quiere transmitir la fotógrafa.
Son fotos para aprender pues lo que vemos en las paredes lo podemos intentar nosotros con los multiples programas infórmaticos que existen a nuestra disposición de tal manera que nos olvidamos del photoshop y nos convertimos, o eso creemos,en pintores.
Pues bien "eso" pintar con la foto no es fácil y Lillian Basman lo logra perfectamente