viernes, 18 de marzo de 2016

Fotografía antigua Puebla 1901 Tienda de ropa, sastreria 1901 Fotógrafo. R. H. Woolfolk

Típicas fotos sobre cartulina con sello impreso a tinta

R. H. Woolfolk
Puebla

Al dorso fechadas en 1901.



En principio cabe suponer, igual formato, igual origen, que nos encontramos ante las vistas de mostrador e interior de una sastrería pero una revisión mas detallada de las fotos hace dudar de ello. 
Pienso que la primera se aproxima mas a un establecimiento de los llamados de coloniales y la segunda sí es efectivamente de una sastrería




 Sobre la fotografía en Puebla

Iconos de la fotografía en Puebla. Grupos en el poder 1886 - 1956

La Fototeca Lorenzo Becerril A. C.

Desde su invención, la fotografía pronto se convirtió en un medio de comunicación, de desarrollo social, en un reflejo del desarrollo tecnológico y en una muestra de valores artísticos, todo un universo concentrado en la fotografía. La Fototeca Lorenzo Becerril se formó en 1995 para la preservación, divulgación y valoración de la fotografía mexicana, parte importante del lenguaje y la memoria de nuestro país, contribuyendo con esto a la conservación del patrimonio fotográfico. El acervo comprende el periodo de 1845 a 1975, lo que permite hacer un recuento de fotógrafos y estudios, de soportes y emulsiones, de estilos y tendencias, así como de las contribuciones de la fotografía a la ciencia y tecnología. En 2007 se constituye a la fototeca como Asociación Civil (FLBAC). En 2009, el INAH reconoce a la Fototeca Lorenzo Becerril A.C. como su órgano auxiliar en la divulgación y difusión de la memoria fotográfica patrimonial de México
 


Sobre fotografía y emigración 

Memoria gráfica de la emigración española
Constituye, por ello, un fenómeno de indudable alcance histórico y social que ha dejado su impronta, y ciertamente de modo muy sobresaliente, en el rostro que hoy presenta la moderna sociedad española
La reconstrucción de esta memoria, no responde tan sólo a un legítimo y necesario afán historiográfico sino que representa también una oportunidad para que nos reconozcamos en nuestra propia identidad colectiva. Esta, sin duda alguna, sería otra, muy distinta, sin este formidable bagaje de muchas generaciones que, por distintas causas, tomaron la decisión de emigrar de su tierra.
Hay una memoria de los que se marcharon, de su trayectoria vital y también de la impagable contribución que prestaron tanto al desarrollo de nuestro país como a la presencia de España en el mundo.


...............Amplio documento, con estudio detallado por países, que documenta la emigración española a América
El contenido de este libro, editado gracias al apoyo de la Dirección General de Ciudadanía Española en el Exterior del Ministerio de Trabajo e Inmigración, es fruto del Proyecto Madrid entre dos orillas (2005‒2007)1 entre cuyos objetivos se incluyó la elaboración de un Banco de Memoria que archivase información y experiencias de los emigrantes españoles a América Latina. Aproximarse al fenómeno migratorio desde la memoria individual y colectiva de los propios españoles que emigraron décadas atrás podría ser un buen antídoto para combatir la xenofobia y la exclusión que amenaza en ocasiones a los hombres y mujeres inmigrantes que han llegado a España con la voluntad de ser nuestros conciudadanos. Para ello nada mejor que devolver, a modo de espejo, las experiencias de los emigrantes españoles a América, recopilando una muestra de testimonios, correspondencia, fotografías, imágenes y voces de aquellas personas..............