miércoles, 16 de julio de 2014

Exposiciones para ver. Henri Cartier Bresson. Fundación Mapfre.


Se está celebrando en Madrid, en la Fundación Mapfre de Madrid ( Sala Recoletos) la exposición de Henri Cartier Bresson. Según algunos, entre los cuales me encuentro, posiblemente sea el mejor fotógrafo de la historia de la fotografía.
Con esta declaración previa quiero señalar una concepción fotográfica que indica un modo de ver la fotografía que, quizás, hoy este un poco en desuso con las nuevas tecnologías que dan mayor importancia a la concepción pictórica de la foto, el "pintar con pixeles"
Dicho esto decir que es una gran exposición donde podemos ver las obras más conocidas de este fotógrafo, esas que hemos visto muchas veces en los libros de arte.
Señalar también que es una exposición muy amplia que se tarda, y se hace con gusto, tiempo en verla. Curiosamente, creo que se me entendera lo que quiero decir, es una exposición donde todo el mundo estaba mirando las fotos, nadie estaba por estar, todos atentos a ver las obras. 
También, dicho esto, es una reconciliación con el tamaño de la foto, normal, nada gigante, accesible "a mano".
Me gustaría explicar, de hecho me toca explicar a mi modo y manera, la razón de mi admiración por este fotógrafo.
Pues bien cuando uno coge la cámara de fotos y mira a su alrededor.....¿qué ve?. Pues mucha gente nada. Otra gente, usted y yo por ejemplo, vemos un detalle curioso. Pero Cartier Bresson ve eso que define o nos muestra lo que estamos viendo y nosotros, teniendolo delante, ni sabíamos que estaba ahí. Por poner un ejemplo, las fotos de la coronación de Jorge VI cuando fotografía a la gente que mediante "periscopios" está mirando el paso de la comitiva.
Unos llaman a esto cualidad el "instante decisivo" ( por ejemplo el salto del charco, la foto de Giacometti en la calle cubierto con la gabardina, Hyeres con esa bici que pasa ) y tendrán razón, pero es más fácil decir "ver lo esencial" ( por ejemplo las gentes, niños y mayores de la foto España 1946).
También la foto de los que miran es frecuente en su obra: Carreras de caballos, Thurles, Tipperary County, Munster, Irlanda, 1952.
No deja de ser curiosa, en el mejor sentido de la palabra, la foto realizada a otra fotógrafa:Martine Franck, París, Francia, 1967, demuestra eso tan difícil de hacer como es hacer un retrato una persona  sin que se vea su cara, y, aun así, se reconozca a sí mismo el retratado.
Además su larga vida y su labor de reportero hace que sus fotos recorran todos los lugares y por tanto gentes del mundo.  ( Funerales de Gandhi, Nueva Deli, India, 1948).
Son fotos ante las cuales uno diría, como resumen de todo lo anterior, "yo, eso, no lo hubiera visto"  a diferente de lo que se oye, se lee y se escucha demasiadas veces ante el arte "eso lo hace cualquiera"
No se pierdan esta exposición y perdonen, como siempre digo, el carácter subjetivo de esta opinión que no es crítica. 
Es recomendable ver, antes de ir a la exposición,  el excelente minisite que la Fundación Mapfre pone a nuestra disposición y recuerden que se puede reservar hora de visita de manera gratuita

Photography in Europe, 1945–60

1 comentario:

esklopez dijo...

Una exposición de obligada visita. Es una joya que muestra la absoluta grandeza de Cartier-Bresson más allá de su instante decisivo.