miércoles, 23 de julio de 2014

Exposiciones que iré a ver. Atrapar la vida. Eugeni Forcano. Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Dentro de PhotoEspaña 2014, de la excelente PhotoEspaña 2014 se acaba de inaugurar una exposición que, seguro, merece la pena ver en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Por cierto Museo ésta, la Academia de Bellas Artes, que cada vez  programa con mas frecuencia exposiciones de fotografía cosa que es de agradecer. Recordemos también que permite la fotografía en su exposición permanente.


.........Atrapar la vida presenta ciento cincuenta fotografías de los trabajos más conocidos en blanco y negro, así como de su obra experimental en color, de Eugeni Forcano, Premio Nacional de Fotografía 2012 y uno de los cronistas más destacados de la España de los últimos años de la posguerra y del franquismo.
Daniel Giralt-Miracle, comisario de la exposición, ha seleccionado un centenar y medio de imágenes realizadas entre 1960 y 1974, que corresponden a algunos de los temas que más sedujeron al fotógrafo como
La Barcelona del desarrollo, La vida rural, Banyoles. Día de mercado, Gente gitana, La magia de las fiestas, Las formas de la dictadura, Curas y monjas, Miserias humanas, Vida en la calle, La seducción de un instante o Tipos con carácter.

Señalar que, en esta ocasión, está a nuestra disposición-es de descarga libre- gracias a la Academia de Bellas Artes  un pequeño gran dossier que nos sitúa perfectamente al artista y su obra.
No conozco personalmente la obra de este fotógrafo pero, desde luego a la vista de este documento es de gran interés. Pertenece a la serie de fotógrafos de la vida, de la vida de la calle y sus gentes, con un fuerte sabor documental pero con buena vista fotográfica.

  • Reportatge periodístic / Pseudònim: toronja / Autor: Ana Torres Garijo. Entrevista al fotógrafo, recomendable lectura.
.........Eugeni se convirtió en fotógrafo de la revista ‘Destino’ en 1960 y durante catorce años recorrió las calles de Barcelona para retratar en blanco y negro las estampas cotidianas que se le ponían a tiro: señoras que compraban y señores que vendían. Niños, curas y monjas. Corros de vecinos, parejas de enamorados y calles con prostitutas que pululaban en busca de clientes. Escenas variopintas que después aparecían en la portada de la revista. 
.........“No es necesario estudiar, el fotógrafo solo debe tener el alma dispuesta y afición, y eso es fácil. La clave está en comunicar con cada disparo. En una academia no te enseñan la ilusión”.

1 comentario:

esklopez dijo...

Grande Forcano; maravillosa exposición y estupendas imágenes que reflejan de un modo directo y magistral cultura y sociedad de una época.